Proyectos
Entubamiento del arroyo Zapardiel
Control arqueológico de las obras del tranvía de Vitoria-Gasteiz
Slider

Control arqueológico de las obras del tranvía de Vitoria-Gasteiz

Año de realización: 2007

Trabajos realizados: Control arqueológico

Equipo de trabajo: José Manuel Martínez Torrecilla, Leandro Sánchez Zufiaurre. Topografía: Miren Fernández de Gorostiza

 

En el año 2007 se construyó parte del tranvía de Vitoria. Su trazado en este año afectaba a Zonas de Presunción Arqueológica y Qark Arqueología realizó el control arqueológico de las obras. El trabajo se dividió en tres zonas: Tran 1, situado en la calle Magdalena, cuyo recorrido podía afectar a las murallas carlistas; Tran 2 localizado en la esquina de las calles Fueros e Independencia, donde las obras podían afectar a la Batería de San Francisco; y Zona de Presunción Arqueológica 215, correspondiente con el antiguo Convento de Santa Clara que se localizaba en la actual calle Becerro de Bengoa.

Todas las zanjas abiertas para la ubicación de las vías, cableado y tubos del tranvía fueron controladas de forma exhaustiva sin que se hallara en ningún momento evidencia arqueológica alguna.

Pero por necesidades de la obra se decidió ampliar la excavación en la Zona de Presunción Arqueológica 215. Esta nueva área abierta se localizaba en la acera norte de la calle Becerro de Bengoa, en su encuentro con la calle San Antonio. En esta nueva zona no prevista inicialmente se hubo de profundizar en el terreno mucho más que en las demás zanjas porque se iba a ubicar la base de una catenaria.

En la excavación salió a la luz una estructura que no estaba registrada: una bóveda realizada en mampostería, en arco rebajado y casi completamente colmatada. Era una canalización para uno de los ríos que atraviesan el subsuelo de Vitoria-Gasteiz. Presentaba un desarrollo hacia el norte y una anchura aproximada de 2,6 m. A su lado se documentó una arqueta secundaria, con una anchura de unos 0,50 m y con tapa de lajas, que actualmente se usa para el paso del cableado.

La bóveda documentada transcurría hacia el norte y era una primitiva canalización del río Zapardiel, realizada en torno a 1820. Aunque la documentación que menciona el “embocinamiento” de este río es relativamente numerosa, destaca un escrito fechado el 28 de abril de ese año en el que se especifica “el embocinado del/ rio Zapardiel, en doscientos pies de línea, dando principio, /intestando al convento de San Antonio, y concluyendo en/ el ángulo de la casa que administra el señor Abad de Andia”. A esto se unen imágenes anteriores al entubamiento, una fechada en 1812 y otra en 1898 (esta última es una copia de una anterior del siglo XVII), en las que se refleja el cauce del río pasando justo frente a la fachada del convento de San Antonio, precisamente hacia donde se dirigía el canal abovedado que se documentó.

En la colmatación de esta canalización se registraron materiales plásticos modernos lo que indicó que se taponó en tiempos relativamente recientes seguramente debido a las obras de asfaltado de las calles, especialmente la calle Becerro de Bengoa.

Las obras de control realizadas no afectaron a los elementos que en principio se ubicaban en el entorno. No se documentaron restos de las murallas carlistas (Batería de San Francisco), parte de los baluartes hechos durante las Guerras Carlistas, o del convento de Santa Clara. En cambio, se halló parte de la primitiva canalización del río Zapardiel, de la que no había evidencias arqueológicas en la zona hasta el momento. Este hecho demuestra la importancia de los controles arqueológicos. Su correcta realización puede ofrecernos información de elementos patrimoniales de los que hasta no conocíamos su existencia.

Qark Arqueología SL
C/ Dulzaina 10, bajo.
01006 Vitoria-Gasteiz
Tel.: 945155027 / 691572905
Email: info@qark.es